jueves, 28 de abril de 2011

Seguimos con la hidratación…

Con estos calores tratamos de mantener hidratado al chamaco, tanto que de plano Má se invento un método muy bueno que nos funciona re-bien. De plano todos los vasos y mamilas que utilizamos para que el chamaco tome agua se colocan por todo el departamento, así si el fulanito se cruza con alguno de ellos a lo mejor recuerda que tiene sed, se echa un trago de agua y de paso se mantiene hidratado por lo que el departamento está justo como en la película “Señales” (producida y dirigida por M. Night Shyamalan) en donde la chavita tiene regados vasos con agua por toda la casa porque le sabe raro el dichoso liquido, pues algo así sucede con el fulanito sólo que a diferencia de la película le sabe muy bien el agua.

El chamaco casi no toma jugos o cualquier otra bebida azucarada porque no le gusta lo dulce pero cuando pide jugo o cualquier otra cosa que tenga sabor a lo que sea se lo rebajamos con agua , sólo así es bien recibido por el chamaco que de repente se pone algo melindroso.Realmente le damos de todo lo que nos acepte, para hidratarlo: leche, jugo de manzana, bebidas rehidratantes y ahora que estuvo malito de la fiebre aceptó súper bien el suero sabor manzanilla-manzana… al de chicle le hizo el feo. La verdad lo que lo vuelve loco es el té helado de limón, es literal, se pone todo ansioso y pide “agua” mientras señala la botella, pero evitamos darle ya que no sólo tiene azúcar sino también cafeína.

Aquí les dejo una lista de cositas que me parecen interesantes sobre la hidratación:

- La hidratación en los bebes durante el primer año es fundamental ya que alrededor del 60-74% de su peso corporal es agua. A partir del año y hasta los12 suele ser del 60% y de los 12 a 18 años, un 56 o 59%, según sea del sexo femenino o masculino

- Ofrecer agua a temperatura ambiente, no fría ni caliente y evitar cambios bruscos de temperatura

- Aumentar ingesta de líquidos en época de calor o cuando estén haciendo ejercicio

- Enseñarlos a que beban agua en lugar de bebidas gasificadas, azucaradas o con cafeína para que puedan trabajar correctamente sus riñones y evitar aumento de peso

- Si el chamaco está lactando, ofrecer pecho a demanda es una buena opción

- En caso de que tome biberón se le puede ofrecer un poco de agua entre tomas

- Mantener la piel del bebe bien hidratada para evitar perdida de agua ya que aun su función barrera(1) no está madura.

- Los bebés tienen una mayor relación superficie cutánea-peso corporal que un adulto. Por esta razón eliminan más agua, así que es importante vestirles con ropa ligera cuando hace calor y darles líquidos entre comidas

- El cuerpo también absorbe líquidos de los alimentos como sopas, verduras y frutas

- En invierno o época de frio también se corren los mismos riegos por deshidratación por lo que es importante que el tomar agua se vuelva un hábito.

- La cantidad de liquido que se recomienda beber por edad es la siguiente:

De 0 a 6 meses: 0,7 l/día de agua, la cual se cubre con la lactancia.

De 6 a 12 meses: 0,8 l/día de agua, se cubre con lactancia materna, alimentación complementaria y bebidas. Esto incluye unos 0,6 l como líquidos totales (fórmula o leche humana, zumos y agua de bebida).

De 4 a8 años: 1,7 l/día de agua total Incluye unos 1,2 l. en agua y bebidas


(1)Función barrera: La piel tiene una función de barrera contra varias agresiones, impide la entrada de sustancias nocivas para el organismo y la salida de sustancias imprescindibles para el buen funcionamiento del cuerpo humano y evita la entrada de microorganismos entre otras. Los bebás aun no tienen maduro este tipo de función, por ello hay que mantenerlos bien hidratados poniendo crema todos los días.

miércoles, 27 de abril de 2011


Los dientes del fulanito

Al fulanito le están saliendo los molares. Ya se tardó con la salida de los dientes y hasta ahora sólo tiene siete, pero le han costado al pobre fiebre y empacho, según Má, esto último se debe a que el chamaco no babea nada y se traga la baba, lo que le provoca dolor de estomago, que se le vaya el hambre y diarrea. Según esto los niños tienen completa su dentadura hasta los tres año así que muchos, a partir de los tres meses, comienzan con las molestias, dolores y mal humor debido a la dentición.

Los dientes pueden llevar un “orden” al salir, pero cada chamaco es diferente y uno se lleva sorpresa. En teoría y según el tío-abuelo-materno-dentista del fulanito los primeros diente en aparecer son los dos de abajo (frontales inferiores), después de uno o dos meses aproximadamente llegan los cuatro dientes de arriba en pares, primero los dos frontales y después los laterales (incisivos frontales y laterales superiores) y después de un ratito saldrán los otros dos dientes de abajo (incisivos laterales inferiores) al final llegan los molares o muelas. Sin embargo nosotros conocemos casos de niños que aun no tienen los dientes frontales y ya están asomándose los molares o que de plano todos les salen de un jalón.

Los síntomas son comezón, irritación e inflamación de las encías, las molestias pueden ser tan grandes que algunos chamacos babean más y por lo mismo se les irrita la piel de la barbilla, pierden el apetito e incluso el sueño se vuelve irregular sin hablar del mal humor y el llanto, el empacho es típico y es lo que las abuelitas siempre dicen que sucede en esta epoca del desarrollo de los niños.

Para evitar estas molestias se recomienda darles mordederas, verduras frías como una zanahoria o jícama para que les refresque las encías y de plano si hay mucha molestia lo mejor es consultar al pediatra para que les recete un analgésico que pueda ayudar a aminorar el dolor. Las pomadas para adormecerse la encía no suelen ser muy recomendables debido a que si se pasa la dosis se puede dormir la lengua del chamaco causando que no trague correctamente la saliva. Sabemos de varios chamacos que no les gusta para nada el sabor y sensación de estas pomadas, el fulanito no abría la boca y la verdad nunca vimos que pudiera ayudarle en algo, así que no las utilizamos.

¿Cómo limpiar los dientes?

Debido a que el fulanito está muy pequeño aún para utilizar pasta de dientes porque se la traga, y aunque le fascina el cepillo de dientes, el tío-abuelo-dentista del chamaco nos recomendó utilizar gasas húmedas. La gasa se envuelve en el dedo y se limpian los dientes de la misma manera en que se hace con el cepillo: los de arriba se lavan hacia abajo por la parte de enfrente y por la parte de atrás y los de abajo se limpian hacia arriba por los mismos lados. Incluso la misma gasa puede utilizarse para dar masaje en las encías, limpiar lengua, paladar y las muelas , estas ultimas se lavan igual que los dientes agregando movimientos circulares a la parte superior de la pieza dental.

El fulanito se deja re-bien, yo creo que hasta le gusta porque de plano saca la lengua para que la limpiemos. Eso sí, sigue utilizando sus cepillos de dientes para dar masaje sobre todo ahora que siente comezón por los molares. El paquete de cepillos NUK se los recomendamos mucho ya que tiene tres cepillo: dos para masajear y uno de cerdas para cuando sea más grande y puede utilizar pasta de dientes.

Por cierto, no está de más que acudan con su dentista para que le ponga flúor a los primeros dientes de sus chamacos, recuerden lavárselos después de cada toma de leche para evitar caries si es que está lactando o sólo tomando leche y después de cada comida si ya ingiere sólidos.

martes, 26 de abril de 2011

Las dolencias del fulanito

El fulanito anda bien malito, después de la reacción que tuvo con la vacuna se nos enfermó de gripe y tos, pero en verdad le agarró una tos que no lo dejó ni un momentito descansar así que entre fiebre, tos, estornudos y mocos el chamaquito llevaba ya cinco días sin dormir ni siquiera su siestas y el pobre de plano tenía ya una cara de zombi que dejaba entrever que no podía ni con su alma.

Ayer lo llevamos al pediatra para que le diera una buena checada, por suerte todos los síntomas resultaron ser por diferentes cosas y no como parte de un contagio mayor como por ejemplo la influenza. La fiebre fue por la vacuna, como consecuencia de la metida y sacada del agua para estabilizarle la temperatura el chamaco agarro un resfrío marca diablo y las tos y la gripe se hicieron presentes para no dejarlo dormir otro par de noches. Además el fulanito agarró una bacteria que hace que no digiera bien los alimentos y por lo tanto los nutrientes no son aprovechados, le provoca un poco de diarrea y para acabarla de amolar le están saliendo los molares superiores…así que ahora el fulanito de plano anda bien, pero bien achacoso.

Por suerte el medicamento que le mandó el pediatra comenzó a hacer efecto casi inmediatamente y la tos ya se le calmó bastante, el moco ha dejado de fluir y todos pudimos descansar de corrido anoche por primera vez en casi una semana. El fulanito anda de mejor humor, ya no tiene tan marcadas la ojeras y sigue tomando harta agua, lo que creo le ha ayudado bastante. La mamitis al parecer también va disminuyendo.

Pero seguirá en tratamiento al menos cinco días más. Ahora la bronca es administrarle la medicina, el chamaco es un súper experto en dar patadas, cerrar la boca, meter la lengua, escupir la medicina con todo y trompetilla y ya en casos extremos en la vomitada de la misma…Má y yo nos peleamos para dársela mientras yo lo sujeto fuertemente Má le aprieta los cachetes para que el fulanito abra la boca y entre el horrible liquido. Lo más fácil ha sido utilizar una jeringa delgadita y darle cada dosis en dos o tres tomas, así no la escupe ni la vomita.

A pesar de tooodos sus males, el chamaco anda bien, mide ya 83 cm y pesa 10. 200 kg así que dentro de todo se ha mantenido bien y pudo subir un poquito de peso por lo que el VoBo del pediatra por fin apareció después de varias consultas en donde el chamaquito anduvo bajo de peso por unos cuantos gramos.

Ahora esperaremos a que la medicina haga lo suyo y que el fulanito descanse para sentirse mejor.

jueves, 21 de abril de 2011

¡Es un valiente!

Ayer vacunaron al fulanito, le tocó la pentavalente que protege de cinco enfermedades a los chamacos: difteria, tos ferina, tétanos, hepatitis B e infecciones invasivas producidas por influenza del tipo b.

Según me cuenta Má el chamaquito se portó bien valiente con la vacuna, no lloró para nada, esperó tranquilo a que lo inyectaran y a pesar de la mala vibra de la enfermera el fulanito hasta le hizo ojitos y se fue contento con su regalo: un cepillo de dientes que mordió durante todo el camino de regreso.

Durante toda la mañana Má anduvo de clínica en clínica buscando la mentada vacuna que no estuvo en ningún Centro de Salud así que de plano se fue a la clínica del IMSS que está en Gabriel Mancera y aunque aun no damos de alta al fulanito, Má exigió que le pusieran la vacuna de ahí la mala vibra de la enfermera que para colmo se la pasó quejándose de todos los pediatras del mundo diciendo que actualmente no se puede confiar en ninguno.. sabe que la habrá pasado!

Pues esta mujer fue la que le puso la vacuna y el fulanito no había presentado algún síntoma con ninguna hasta ahora. Estuvimos toda la noche y todo el día cuidándolo ya que tuvo 38° de temperatura y ha estado muy pero muy incomodo, de plano nos la pasamos bañándolo con agua tibia y dándole paracetamol para estabilizarlo…yo digo que justo la mala vibra de esta mujer le dio en la torre a mi chamaco.

El fulanito ha andado bien decaído, con ojos llorosos, quejumbroso y sin hambre. Hemos tratado de darle muchos líquidos para que nos se nos deshidrate pero la verdad es que el calor no ayuda para nada y ha sido complicado bajarle la temperatura por lo que resulta más difícil para el chamaco sobrellevar sus dolencias.

Esperamos que mañana amanezca mucho mejor, nosotros estaremos en casa durante estas vacaciones esperando que el fulanito se mejore para que pronto nos de lata con sus ocurrencias y pueda andar de un lado para otro sin sentirse nada mal.

miércoles, 20 de abril de 2011

El fulanito se desquició

Ayer por la tarde fuimos al súper y el fulanito se desquició por completo. Mientras Má iba a por lo que necesitábamos a mi me tocó cuidar al fulanito o más bien, mi labor fue perseguirlo por todos los pasillos de la tienda. Cuando el chamaco se percataba de que iba tras de él se echaba a correr más rápido para evitar que lo alcanzara así que estuvimos haciendo malabares para impedir que tirara cosas mientras lo protegía para que no lo fueran a atropellar con los carritos y al mismo tiempo no perderlo de vista.

Nunca lo había visto así de desquiciado pero nada más lo bajé de su carriola y comenzó a correr por todos lados mientras gritaba y agitaba las manitas tocando y medio tirando cuanto producto se le atravesaba sin importar mucho en que pasillo estaba, lo mismo hacía en donde estaban las mermeladas que en los dulces o los lácteos. O de plano se detenía en algún estante que le llamaba la atención y quería llenar el carrito con ese producto.

Ya en mi desesperación para llegar a donde Má estaba le di un sobre de chocolate y le pedí que se lo llevara a mami, el fulanito lo recibió muy bien e íbamos caminando juntos mientras me contaba quiensabe que tanta cosa pero de repente vio un huequito y decidió que era un buen lugar para meter el dichosos chocolate, después de acomodarlo comenzó a correr de nuevo echando a perder mi plan para llegar con Má. Así que tuve que correr nuevamente tras el chamaco hasta que se dejó cargar y eso es un decir porque pataleaba, gritaba y se aventaba exigiendo su libertad para seguir corriendo a su antojo.

El chamaquito este en verdad andaba como loco y nunca quiso subir de nuevo a su carriola y mucho menos darnos la mano para caminar juntos así que los dos acabamos bien cansados por el ejercicio realizado en ese ratito

lunes, 18 de abril de 2011

El fulanito y su ruda

Al fulanito le encanta el agua y por lo mismo siente una necesidad de traerla consigo en un vasito o tapa de cualquier cosa, cuando su recipiente queda vacío el chamaquito regresa a pedir más y cuantas veces lo considera necesario, pero la bronca es que de repente la tira por todo el departamento y cuando menos pensamos ya nos sentamos sobre un charquito. Para evitar esto Má y yo le enseñamos al fulanito a regar una plantita así cada que pide agua le damos un chorrito en su respectivo recipiente y el fulanito corre para echársela las veces que quiera.

Esta plantita es una ruda, Má la usa para “quitar el aire” o para los dolores de cabeza y la utilizamos cuando el fulanito tiene un ojo rojo por ejemplo, le arrancamos un cachito y se la pasamos por el área afectada varias veces al día y como por arte de magia el chamaquito amanece mucho mejor por lo que el fulanito está aprendiendo a cuidar la plantita que a su vez le ha arreglado del ojo, al susodicho le encanta echarle agua y es padre ver cómo comienza a valorar esa relación que puede existir entre él y la naturaleza.

Vale la pena decir que la plantita había estado en la terraza durante un buen rato e incluso ya hasta se había secado por completo pero con los chorritos de agua que el fulanito le regala la ruda se recuperó y sacó nuevas hojas por lo que que asumimos tiene muy buena mano, además de que a la plantita le hizo mejor la sobra que la luz directa y el aire del exterior así el fulanito pudo ver que con sus cuidados la ruda se puso bonita y valió la pena regarle el agua en lugar de tirar la por todos lados.

Ahora diariamente le dedica un buen ratito todas las mañanas, el chamaco llega con su vaso, nos pide agua y se enfila hasta la sala para regar a su plantita unas 6 o 7 ocasiones hasta que se cansa de la caminada, unas veces le atina re-bien otras veces el agua no llega a su destino y otras tantas no entra a la maceta, pero lo padre es que el fulanito juntó dos actividades : llevar el agua consigo y cuidar la plantita que a su vez también ha cuidado del chamaquito.

jueves, 14 de abril de 2011

Cómo evitar la deshidratación en los chamacos

Estos últimos días en lo que hace muchísimo calor, el fulanito lo ha resentido de diversas maneras, no solamente suda mucho más, sino que toma más agua y su rutina de sueño se ha modificado por el calor que hace durante las noches, sí, de nuevo, el chamaco no está durmiendo bien ya que se despierta con sed y muy sudado. No queda de otra más que dormirlo con ropita bien ligera y cuidar muchísimo que se mantenga bien hidratado durante esta época loca de calor.

Por suerte al fulanito le gusta mucho el agua y no toma tanto jugo o cosas azucaradas, pero nos ha pasado que prefiere tomar líquidos a comer alimentos sólidos, así que de plano dejamos que haga lo que su cuerpo le pide para sentirse bien y todo el tiempo le ofrecemos líquidos: agua, sueros, leche o bebidas rehidratantes para evitar que se deshidrate.

La deshidratación puede ocurrir por el calor o como consecuencia de la diarrea, el vómito o la fiebre. Los niños y las personas mayores de 60 años son más vulnerables a sufrirla. La deshidratación se clasifica en leve, moderada o severa con base en el porcentaje de pérdida de peso corporal; esta última es una situación de emergencia potencialmente mortal.

Las causas varían. Normalmente todas las personas perdemos agua a través del sudor, lágrimas y orina, esta agua que perdemos se sustituye por la que tomamos y por la que contienen los alimentos sin embargo, cuando una persona se enferma y presenta fiebre, diarrea o vómito o bien cuando una persona se expone demasiado al sol puede sufrir de deshidratación.

Síntomas. Algunos síntomas de la deshidratación en los chamacos son:

- Boca seca y lengua seca

- Falta de lágrimas al llorar

- Fiebre alta

- Pañales secos por más de 3 horas

- Abdomen sumido

- Ojos y mejillas sumidas

- Irritabilidad

- Piel que no vuelve a su estado normal cuando se pellizca suavemente


En casos de deshidratación leve se recomienda la re-hidratación administrando líquidos y suero oral el cual se prepara con agua hervida y los sobrecitos de suero oral en polvo que regalan en las instituciones de salud. Es mejor proporcionar con frecuencia pequeñas cantidades de líquido, utilizando una cuchara o una jeringa en vez de forzar al chamaco a beber una cantidad grande de líquido de un jalón, esto no se recomienda porque puede producir más vómito.

Prevención. Como siempre recomendamos es mejor prevenir y para evitar la deshidratación debido al calor se recomienda:

-Tomar suficiente agua, especialmente cuando se esté en el exterior y haga mucho calor.

-Protege a los chamacos ofreciéndole líquidos frecuentemente durante el día, ya sea agua o sueros o bebidas rehidratantes.

-Asegurarse de que está tomando más líquidos de los que pierde, revisa el pañal cada tres horas para que te asegures que efectivamente elimina líquidos normalmente.

-Tratar de realizar actividades en la sombra hasta que el sol no esté tan fuerte.

-Tomar bebidas deportivas o sueros para ayudar a mantener el balance de electrolitos y sales.

-Vestir a los chamacos con ropa ligera y protegerlos con gorra.

- Usar bloqueador solar para bebé mínimo de 50 FPS.

- Tratar de exponerse al sol lo menos posible.


Fuentes:

-Deshidratación en la infancia. Niños y bebés deshidratados

-Deshidratación: MedlinePlus enciclopedia médica

-Deshidratación - Información general

-Medicina y prevención. Deshidratación



miércoles, 13 de abril de 2011

Borrachito…

Al fulanito le gusta dar vueltas como loco y después sentirse todo mareado, como borrachito. Primero daba vueltas en un aditamento que lo sostenía del techo y antes de empezar a caminar el chamaco ya se empujaba con el pie para girar sobre su propio eje. Después se le olvidó ese asunto pero ahora que ya camina re-bien como que se acordó y gusta de marearse a todas horas del día y mientras más rápido, es decir, si es con velocidad, mejor.

Así el fulanito primero daba vueltas sobre su propio eje hasta que perdía el equilibrio, después le dio por darle vueltas a algún objeto y comenzó a correr alrededor de la silla, o de la mesa de centro o de la mesa más grande…claro que la coordinación que necesitaba era mayor y no faltó que se diera algunos trancazos, entre ellos uno muy bueno en el entrecejo que se le puso enorme y fue cambiando de color, ahora ya está más que dominada esa técnica de correr mientras da vueltas.

En estos días al chamaco le ha dado por dar vueltas alrededor de alguna persona mientras pone música de fondo, por lo que junta todos sus juguetes musicales, los lleva cerca de la persona a la que quiere abordar y le pucha para que hagan ruido y entonces comienza a correr alrededor del afortunado(a) elegida. Cuando la música acaba el chamaco hace alto total para dirigirse a sus juguetes y les apachurra de nuevo para que la música siga mientras él regresa a marearse.

Justo en estos día le ha dado por llevar las “caminadoras” que le dieron los abuelos el día de su cumpleaños (son dos, los abuelos repitieron regalo en su cumpleaños) así que los arrastra y apachurra para que suenen y la música quede de fondo mientras el chamaco se marea a lo loco. Al menos si ya no les da el uso para el cual fueron creados encontró una nueva variante y los dos juguetes andan funcionando a capricho del fulanito.

jueves, 7 de abril de 2011

¿Qué hacer en caso de sismo?

Hace rato el temblor me agarró en la calle, a Má y al fulanito en casa y Má andaba un poco preocupada porque no supo del todo que hacer durante el sismo, sólo corrió a cargar a fulanito y mientras trataba de mantenerse tranquila se colocaron en la entrada de las recamaras, lejos de cualquier objeto que pudiera caerles encima. Y es que en un onceavo piso el movimiento se siente más.

A petición de Má les dejo está información sobre qué hacer en caso de sismo, ya que debido a los acontecimientos recientes creemos es indispensable documentarnos y saber cómo actuar ante estas situaciones que no podemos controlar.

¿Qué hacer en un sismo?

Fuente: Proteccion Civil

Antes

· Recurra a técnicos y especialistas para la construcción o reparación de su vivienda, de este modo tendrá mayor seguridad ante una sismo.

· Mantenga siempre en buen estado las instalaciones de gas agua y electricidad. En lo posible, use conexiones flexibles.

· Junto con su familia, prepare un plan para enfrentar los efectos de un sismo. Esto requiere que organice y ejecute simulacros.

· Guarde provisiones (comida enlatada y agua hervida) podrían ser necesarias.

· Tenga a la mano números telefónicos de emergencia, botiquín, de ser posible un radio portátil y una linterna con pilas

· Identifique los lugares más seguros de inmueble, las salidas principales y alternas. Verifique que las salidas y pasillos estén de obstáculos.

· Fije a la pared: repisas, cuadros, armarios, estantes espejos y libreros.

· Evite colocar objetos pesados en la parte superior de éstos.

· Asegure firmemente al techo las lámparas y candiles.

· Procure que todos, especialmente los niños. Tengan consigo una identificación. De ser posible con número telefónico y tipo de sangre.

Durante

· Conserve la calma, no permita que el pánico se apodere de usted. Tranquilice a las personas que estén a su alrededor. Ejecute las acciones previstas en el plan familiar.

· Diríjase a los lugares seguros previamente establecidos; cúbrase la cabeza con ambas manos colocándola junco a las rodillas.

· No utilice los elevadores.

· Aléjese de los objetos que puedan caer, deslizarse o quebrarse.

· No se apresure a salir, el sismo dura sólo unos segundos y es posible que termine antes de que usted lo haya logrado.

· De ser posible cierre las llaves del gas, baje el swich principal de alimentación eléctrica y evite encender cerrillos o cualquier fuente de incendio.

Después

· Verifique si hay lesionados, incendios o fugas de cualquier tipo, de ser así, llame a los servicios de auxilio.

· Use el teléfono solo para llamadas de emergencia. Escuche la radio para informase y colabore con las autoridades.

· Si es necesario evacuar el inmueble, hágalo con calma, cuidado y orden, siga las instrucciones de las autoridades.

· Reúnase con su familia en el lugar previamente establecido.

· No encienda cerrillos no use aparatos eléctricos hasta asegurarse de que no hay fugas de gas.

· Efectúe con cuidado una revisión completa de su casa y mobiliario. No haga uso de ella si presenta dañas graves.

· Limpie los líquidos derramados o escombros que ofrezcan peligro.

· Esté preparado para futuros sismos, llamados réplicas. Generalmente son más débiles. Pero pueden ocasionar daños adicionales.

· Aléjese de edificios dañados y evite circular por donde existan deterioros considerables.

· No consuma alimentos ni bebidas que hayan podido estar en contacto con vidrios rotos o algún contaminante.

· En caso de quedar atrapado, conserve la calma y trate de comunicarse al exterior golpeando con algún objeto.

· No propague rumores.

Fuente: Centro Nacional de Prevención de Desastre

Qué hacer en caso de sismo en...

La vía pública

· Mantener la calma evitando gritar y/o realizar acciones que manifiesten pánico.

· Evitar lanzarse a correr. Una buena parte de las desgracias que ocurren durante los sismos se deben a las personas que corren sin fijarse, y son atropelladas o sufren caídas.

· Analizar la zona donde se encuentra a fin de dirigirse al sitio más seguro. Este será aquel que no tenga edificios cercanos con ventanales u que esté alejado de los cables que conducen energía eléctrica.

· Evitar acercarse a los postes donde se encuentran los transformadores

· Tratar de situarse en centro de los camellones o en los paraderos del transporte público, a fin de garantizar su protección.

· Encender la radio a fin de informarse sobre la magnitud del evento y sus consecuencias.

· Comunicarse con sus familiares para conocer su estado.

En el vehículo

· Mantener el control del automóvil disminuyendo la velocidad hasta detenerse por completo.

· Estacionar el vehículo evitando quedar a la sombra de los edificios que tienen de cinco a siete pisos, los cuales son más vulnerables.

· Evitar descender de la unidad y mantener la calma

· Encender el radio a fin de informarse sobre la magnitud del evento y sus consecuencias.

· Comunicarse con sus familiares para conocer su estado.

En el transporte eléctrico

· Mantener la calma y evitar ser presa del pánico.

· Evitar dentro de lo posible descender del vehículo.

· Comunicarse con sus familiares para conocer su estado.

En la residencia

· Mantener la calma.

· Comprobar que las llaves del gas estén cerradas y que los aparatos eléctricos estén apagados

· Realizar en caso de contar con el tiempo suficiente, la evaluación del inmueble.

· Evitar situarse en los sitios donde se encuentren repisas o libreros que puedan caerle encima

· Reunir a la familia en la misma habitación y esperar a que concluya el movimiento.

· Encender la radio a fin de informarse sobre la magnitud del evento y sus consecuencias.

· Comunicarse con sus familiares para conocer su estado.

· Es importante que las familias que viven en zonas sísmicas cuenten con un botiquín de primeros auxilios, un radio de pilas, una linterna, agua potable y un sobre con sus documentos más importantes (identificaciones, cuentas bancarias, etc. )

· A fin de tomarlos al momento de iniciarse el movimiento telúrico.

En los centros de trabajo

· Mantener la calma.

· Apagar el equipo eléctrico.

· Evitar perder el tiempo reuniendo las pertenencias personales

· Evitar correr y gritar

· Evitar el uso de los elevadores y escaleras eléctricas.

· Seguir las señales que marcan las rutas de evacuación.

· Buscar salir del edificio una zona segura considerando los ventanales de los inmuebles cercanos, los cables de corriente eléctrica, los transformadores y el flujo vehicular.

· Encender el radio a fin de informarse sobre la magnitud del evento y sus consecuencias

· Comunicarse con sus familiares para conocer su estado.

· En los centros de reunión

· Mantener la calma y evitar conductas alarmantes.

· Seguir la ruta de evacuación.

· Evitar correr.

· Evitar quedar bajo repisas que contengan adornos o bajo las lámparas del local.

· Evitar las cercanías de los aparadores o ventanas.

· Evitar en uso de los elevadores o escaleras eléctricas.

· Situarse en lugares que muestren seguridad (bajo las trabes o las esquinas que estén reforzadas con columnas)

· Encender la radio a fin de informarse sobre la magnitud del evento y sus consecuencias

· Comunicarse con sus familiares para conocer su estado

Fuente: José Luis Trueba Buenfil y José Luis Trueba Lara “Protéjase en caso de desastres“, ed. Promexa


Si quieren bajar la información piquen al link:

1. Sectur

2. Para los chamacos (SNTE)



miércoles, 6 de abril de 2011

¿Dónde está…?

El fulanito absorbe todo, absolutamente todo a su alrededor como una esponjita, que cierta es esa frase dicha por los cuatro abuelos. Desde que nació le nombramos cuanta cosa le interesa, juega o señala y aunque aún no dice más de 8 palabras el chamaco entiende a la perfección todo lo que le decimos, desde una sencilla instrucción hasta un regaño o con mayor razón, un cariño.

Hace rato el fulanito y Má me recibieron en casa con una nueva noticia: el fulanito ya conoce perfectamente las partes de su cuerpo. Cuando Má le pregunta el fulanito señala lo que le pedimos o nos hace saber a qué parte del cuerpo nos referimos, el chamaco se pone re-contento por contestar bien entre fiestas y aplausos. Cabe señalar que nunca nos sentamos a enseñarle como tal el pregunta-respuesta, más bien él hizo la asociación con la manera en que le hemos nombrado todo, por ejemplo cuando lo cambiamos o lo bañamos o si se llega a pegar le nombramos esa parte del cuerpo en cuestión y así es como el chamaco las aprendió.

Lo que hace el fulanito hace cuando Má le pregunta : Dónde está…?, es:

-La cabeza- la señala

-Las manos- mueve ambas como diciendo adiós

-Los pies- los levanta para enseñarlos

-La colicha-señala las pompas

-Los ojos- hace ojitos

-Las orejas- las señala

-La nariz-hace como que saca los mocos, es decir, resopla y otras veces la señala

-La boca- señala los labios

-La lengüita: saca la lengua, y si es con comida disfruta aún más al ver la cara que ponemos

-Las orejas- las señala

-Los cachetes- los señala, pero cruza las manitas, es decir, con la mano izquierda señala el cachete derecho y viceversa

-Las rodillas- hace sentadillas

Todas estas partes del cuerpo ya las conoce súper bien. Mientras Má le preguntaba por cada palabra arriba descrita el fulanito ponía una cara de felicidad por semejante logro, tanto que contagia esa emoción. No titubeó ni se equivocó una sola vez y al terminar su demostración se aplaudió con muchas ganas mientras se echaba a correr para seguir jugando con cualquier otra cosa.

El fulanito me sorprendió mucho con dicha bienvenida a casa y me dio harta alegría el ver que mi chamaco esté aprendiendo cosas tan rápido, que le guste conocer lo que le rodea y además que lo disfrute como lo hace.

lunes, 4 de abril de 2011

Modalidad vacación

Salimos de viaje con el fulanito. Esta vez fuimos a Querétaro y justo llegamos al hotel al que iba con mis padres cuando era niño, prácticamente pasé mi infancia ahí y me dieron hartas ganas de llevar a mi chamaco y compartirle esos espacios que fueron míos y que me dejaron hartas emociones ricas. El fulanito disfrutó mucho la alberca, no pudo esperar nadita para meterse al agua. En cuanto la vio se puso como loco, gritaba y suspiraba de pura emoción pidiendo que lo metiéramos mientras decía “aba, aba ahí ya”

Estuvimos un buen rato en el chapoteadero, la onda era llevar un vasito de crema vacio, llenarlo de agua y echarla en la misma alberca o echármela en la cabeza mientras yo le hacía bucitos. El fulanito estuvo bien contento y la primera salida de la alberca la logró mamá cuando le mostró una papa…sí, increíblemente el fulanito prefirió la comida chatarra a seguir en la alberca aunque después nos dimos cuenta que realmente estaba juntando calorías para seguir dando lata en el agua con todo y vasito.

Más tarde, el fulanito estaba tan relajado que quiso dormirse recargado en el hombro de Má mientras era paseado por toda la alberca por lo que decidimos que era buen momento para sacarlo y llevarlo al cuarto a dormir. Afortunadamente el fulanito no hizo drama y nada más pegó la cabeza en la almohada se perdió durante un buen rato.

Como hizo mucho aire toda la tarde estuvimos jugando en el jardín. El chamaquito salió bien payasito y nunca quiso caminar descalzo, nada más sentía la textura y alzaba los pies o se sentaba en el pasto subiendo las piernitas evitando tocarlo mientras ponía una cara de angustia total. Todo el tiempo anduvo con sus zapatos puestos por lo que el chamaco mostró que es un “chico 100% citadino” sólo quería caminar por el cemento y así, aunque lo quisimos evitar, el fulanito pudo encontrar el camino hacia la alberca….de nuevo.

La alberca estaba muy fría así que lo llevé al jacuzzi mientras Má andaba en el cuarto. El chamaco me pidió que lo sentara para jugar con el vasito que no soltó para nada así que al principio nos sentamos para jugar con los pies en el agua, después el fulanito se echó el agua encima como parte de su sucio plan para meterse a la “alberquita”. Al final terminó sentado en el jacuzzi con todo y ropa, cuando llegó Má sólo le regaló una sonrisa enorme llena de felicidad por estar metido en el agua…

Fue un fin rico, lleno de cosas y muchas emociones para el fulanito que, como ya es costumbre cuando estamos de vacaciones anda sin zapatos, se duerme a las 11 de la noche, come poco y quiere andar sin pañal corriendo por todos lados…a ver qué tal nos va ahora que regresamos a casa y el fulanito sigue en modalidad vacación.

sábado, 2 de abril de 2011

Tips para las rozaduras

Ahora que el fulanito ha estado enfermito de la panza la rozadura ha hecho acto de presencia, por suerte el chamaco no presenta dolor o incomodidad alguna pero estamos muy al pendiente para evitar que crezca. Sucedió de un momento a otro entre un cambio de pañal a otro y con la diarrea no había mejorado, por el contrario, fulanito tuvo ronchitas y hasta una ampollita que se le descarapeló.

La rozadura o escaldadura es una inflamación de la piel (dermatitis) generada en gran parte por la humedad, popó, hongos o bacterias, residuos de jabón o detergente en los pañales de tela e incluso en algunas ocasiones puede presentarse debido a la temperatura corporal. Todos estos factores lastiman la piel, ocasionan hinchazón, dolor, coloración rojiza y sensibilidad. Siempre hay que estar muy al pendiente ya que la piel de los bebés y niños pequeños es muy delicada y se lastima fácilmente.

Yo estoy impresionado de ver lo rápido que el fulanito se rozó, fue prácticamente de un momento a otro y comenzó con una leve irritación, al siguiente cambio de pañal el chamaco ya presentaba granitos rojos que se le convirtieron en ampollitas, las cuales se descarapelaron y dejaron la carne viva. Así que tomamos las siguientes medidas para evitar que la rozadura creciera:



-Cambiar el pañal tan pronto el fulanito lo mojaba para evitar que la humedad fomentará el crecimiento de la rozadura. Es importante no dejarlo mucho tiempo con un pañal húmedo o sucio, las bacterias que se acumulan pueden afectar el PH de la piel y lesionarla más.

-Evitar el uso de toallitas húmedas mientras haya rozaduras ya que laceran más la piel.

-Utilizar algodón y agua tibia y no tallar en el área afectada.

-Si es posible lavar con agua y jabón y secar sin tallar en cada cambio de pañal para quitar cuanta bacteria pueda existir.

- Utilizar una crema en el área afectada como la vaselina. Les recomendamos untarle crema de Lassar (lo recetó el pediatra) que es sólo oxido de zinc, sin perfumes ni colorantes que pueda lastimar más el área además es efectiva y muy barata.

- El uso de talco ayuda a eliminar la humedad y a favorecer la cicatrización aunque se haga una pasta horrible. La maicena es una excelente opción, es natural, no tiene colorantes o perfumes que puedan irritar la piel y además es económica.

-Cuando cambien el pañal procuren que no esté muy apretado para permitir la circulación de un poco de aire, si es posible mantener al chamaco sin pañal un rato para que las heridas cierren.

- Mantengan bien hidratado a su chamaco

- Si la rozadura no mejora durante los siguientes 3 o 4 días, o en cualquier momento en que se detecte la presencia de granitos rojos, ampollas, protuberancias o descamación, lo mejor es acudir al pediatra.