viernes, 18 de marzo de 2011

Baile de “a cachetito”

Al fulanito le encanta bailar desde chiquitito, en el primer momento que pudo moverse lo ha hecho al ritmo de lo que sea y en lo que él le encuentra sentido como por ejemplo la lavadora, la licuadora e incluso el golpeteo rítmico de algún martillo. Todo es un buen pretexto para que el chamaco se mueva y sonría.

El fulanito cae de variedad con sus ocurrencias al bailar en los espacios en los que menos nos imaginamos. Hace un par de día andábamos en el súper y había mucha gente, como pueden imaginar todo el mundo andaba de malas, tomamos el turno correspondiente para comprar jamón y casualmente el fulanito tenia a cada lado a una señora ya mayor con muy mala cara. El chamaco volteo a ver a una, después vio a la otra y enseguida comenzó a mover la cadera de arriba hacia abajo mientras estaba sentado en su carriola, eso sí, imitando a las personas que tenía a su alrededor para no desentonar puso cara de serio. A las señoras les pareció tan chistoso que de plano el chamaco les robó una buena sonrisa.

Su abuela materna lo enseñó a bailar de “cachetito”. El fulanito agarra bien fuerte el dedo índice de la abuela y pega u chachete al de la abuela mientras brincotean escuchando música de mariachi. Fue tal el éxito que el fulanito sólo baila ese género musical con la abuela, no le gusta ningún otro para bailarlo así.

Pero el fin pasado que fuimos de visita con los abuelos el chamaco hizo sus solitos de baile. Los abuelos tienen la costumbre de poner en la tv los canales de música mientras comemos, así que el fulanito tomando ventaja de su papel como nieto consentido se la pasó exigiendo el canal de mariachi para bailar pero esta vez solito. Su versión de bailar es dar vueltas, de vez en vez echar el cuerpo de atrás hacia adelante una y otra vez, después corre y se avienta contra el sillón para comenzar de nuevo con las vueltas… es rico y lo disfruta mucho pero acaba muy mareado y casi cayéndose de cansancio y borrachito por las vueltas.

Y así ql chamaco baila viendo tv, con el celular, la lavadora, la licuadora, con el sonido de la carne cuando se fríe o nada más da vueltas mientras se ríe un montón. Má solo espera que el chamaco siga con esos ánimos de bailar por mucho tiempo para que sea su pareja de baile en las reuniones, yo espero que lo siga disfrutando como hasta ahora sin importarle mucho lo que le gente pueda pensar o decir.

video

No hay comentarios:

Publicar un comentario